Elecciones en España 2019

Todo proceso electoral trae sorpresas. A pesar de que días antes de las elecciones generales de España, celebradas el pasado domingo 28 de abril, ya se tenía un claro panorama de lo que ocurriría, las reacciones ante el resultado final dejan varias conclusiones y permiten ensayar diferentes escenarios de lo que se viene. Repasemos lo ocurrido.

LO ESPERADO. El Partido Socialista Obrero Español, PSOE, encabezado por el actual presidente Pedro Sánchez, alcanzó 122 de los 176 escaños necesarios para gobernar sin coalición. Esta circunstancia, común en los sistemas parlamentarios europeos, obligaría a que los socialistas- para alcanzar gobernabilidad- hagan coalición con Unidas Podemos de Pablo Iglesias, así como con varias organizaciones políticas de izquierda y nacionalistas.

NUEVOS PROTAGONISTAS. Ciudadanos, partido liberal-progresista liderado por Albert Rivera, registra 57 escaños y se posiciona como la tercera fuerza política de España. Esta condición afianza el liderazgo de Rivera en el espectro del centro hacia la derecha y lo aleja de cualquier posible acuerdo con el PSOE para hacer gobierno.

EL GRAN PERDEDOR. El conservador Partido Popular, que en 2016 alcanzó una bancada de 137 legisladores, hoy debe conformarse con unos discretos 66 escaños. La lectura que se advierte es que los grupos de poder tradicionales migrarán su apoyo hacia Ciudadanos, opción nueva, fresca y más moderada. En el corto plazo, difícilmente podrán recuperarse los populares de este bajón.

LA NO TAN SORPRESA. Con la consigna de “hacer España grande otra vez”, los ultraderechistas de VOX irrumpen en el tablero con 24 legisladores. Asimismo, se le endosa a este partido parte la responsabilidad del fracaso del Partido Popular, al presentarse como una alternativa más conservadora, especialmente en temas de inmigración.

¿QUÉ LE ESPERA A ESPAÑA? Una legislatura larga y complicada para Sánchez. El apoyo de Pablo Iglesias no será gratuito, y desde el inicio tratará de negociar ministerios y espacios de poder; asimismo, no faltará uno que otro chantaje de los independentistas a cambio de consignar su respaldo. 

La victoria, que fue ajustada, se explica por el fraccionamiento de la derecha, así como el miedo que generó el radicalismo de VOX, el cual movió indecisos hacia el socialismo, como medida de protección. Sin embargo, en este frágil escenario, una mala gestión de Sánchez puede entregarle en bandeja el poder a sus rivales en las próximas contiendas municipales.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .