Proforma 2018: ¿crecerá la economía el 2.04%?

economy

Si bien es plausible y responsable que el Ejecutivo haya reducido el monto total de la Proforma Presupuestaria 2018, a primera vista las previsiones macroeconómicas utilizadas para su elaboración, especialmente la de crecimiento económico, son todavía bastante generosas. A partir de un análisis técnico realizado entre el Ministerio de Finanzas, el Banco Central y Senplades, el Gobierno estima que en 2018 el Ecuador alcanzará un crecimiento real del PIB del 2,04%. Sin embargo, esta expectativa dista mucho de las previsiones de los principales organismos internacionales que realizan estas simulaciones.

El último informe del Fondo Monetario Internacional, relativo a las Perspectivas de la Economía Mundial, advierte una sostenida recuperación de la economía global, con una media de crecimiento del 3.6% para el 2018. No obstante, el mismo Fondo también reconoce que muchos países se han quedado fuera de este proceso de recuperación económica; especialmente aquellos exportadores de combustibles; lo que lleva a que los modelos econométricos del FMI proyecten que el Ecuador solo crecería un 0,6% durante el próximo año.

Un dato más optimista, pero todavía muy alejado de las aspiraciones de los economistas ecuatorianos, es el presentado por la Comisión Económica para América Latina y el Caribe, CEPAL. En la actualización de sus datos macroeconómicos realizada el mes pasado, se pronostica un crecimiento general de la economía regional para 2018; sin embargo, Ecuador solo registra un crecimiento del 1%, el tercero más bajo luego de Venezuela y Cuba.

Quizás estas estimaciones estén equivocadas y se cumpla el supuesto del gobierno ecuatoriano. Ojalá así sea. No obstante, no debe pasar desapercibido que el crecimiento de la economía en la proforma se sustenta en más endeudamiento, nuevos impuestos y restricciones para la importación. El plan económico remitido a la Asamblea conjuntamente con la Proforma, a mi parecer, no incluye acciones contundentes para reactivar la economía, sino solo medidas temporales para generar liquidez y cubrir gastos inmediátos.

Por supuesto, celebro que en la proforma se dé especial interés en el gasto social, entre estos al plan Toda una Vida, ofrecido en campaña; sin embargo, de acuerdo a las condiciones actuales, el gobierno gasta más de lo que gana, y se vuelve imposible sostener algunos números. Urge, en este sentido, el desarrollo de un verdadero plan económico que siente bases a largo plazo y plantee objetivos concretos para la estabilización de las cuentas fiscales y el fortalecimiento del sector privado.

El camino hacia un crecimiento económico sostenible inicia con la generación de un entorno que incentive y facilite la creación de nuevos emprendimientos y el desarrollo empresarial: a partir de ofrecer seguridad jurídica, estabilidad tributaria y disminución de barreras comerciales. Solo así se generan nuevas plazas de trabajo y, por ende, nuevos ingresos para las familias ecuatorianas, con nuevas oportunidades, calidad de vida y bienestar para el ser humano.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s